Decano de la prensa cáustica y pragmática

Tras el descubrimiento de un evangelio perdido, el Vaticano declara sagrados a los gatos

en Mundo Por

Después de muchos meses de intenso cabildeo por parte de grupos animalistas y asociaciones civiles de amantes de los felinos, por fin el Vaticano emitió un pronunciamiento en cuanto a la naturaleza de los gatos domésticos.

“Su Santidad, el Papa Francisco ha decidido emitir la Encíclica Sanctus Feles, con la cual, la Iglesia Católica aceptará el carácter sagrado de los gatos”, declaró el cardenal Giovanni Bautista Dominique Niquenique, vocero de la Santa Sede.

Todo el movimiento se originó en 2013 a partir del descubrimiento de la biblioteca del monasterio de Äteritsiputeritsipuolilautatsijänkä, Finlandia, fundado en el siglo I por el Beato Porfirio. Allí se encontró el manuscripto copto de un evangelio hasta entonces desconocido: El Evangelio Según San Són el Elegante.

Este oscuro evangelio, cuya traducción fue lograda por el afamado exegeta Hecatombe Guevara, narra los llamados años perdidos de Jesús en Egipto, antes de comenzar su ministerio público.

“En Egipto, nuestro señor aprendió la antigua costumbre sobre los gatos, que allí eran considerados sagrados. Incluso tuvo doce gatos que lo acompañaban a todos lados: Micifuz, Ronrroneo, Trilobite, Chuma, Patata, Polifemo, Chalupa, Cavernario, Mostaza, Granola, Ticonderoga y Señor Gato”, nos dijo el profesor Guevara.

En el capítulo VII, versículo XIII, el Señor dice: “Dejad que los gatos se acerquen a mí, porque ellos heredarán la arena”.

También han cobrado fama la llamada Parábola de los Siete Gatos y el milagro de la Multiplicación de los Gatos. Además, el texto menciona que el Señor mandó a hacer varios bajorrelieves con imágenes de gatos, y dijo, “Y llegará el día en que los gatos aparezcan de la nada frente a vuestros ojos”, lo que ahora se interpreta como profecía de la viralización de videos de gatos en YouTube.

A partir del próximo mes comenzarán a ser elevados a los altares varios gatos considerados milagrosos, como Grumpy Cat y Suertudo, el gato que nunca se pudo comer Alf.

Advertisements

Lo último de Mundo

Ir Arriba